Por qué elegir a Holm & Laue

Nuestro fundamento es nuestra experiencia junto con nuestra pasión por la cría de terneros.

Nuestro impulso es esforzarnos por innovar y el deseo de mejorar continuamente.

Una asociación de colaboración es un requisito previo para nuestro éxito.

¿Se esfuerza por criar a sus terneros de manera saludable y eficiente y le gustaría mejorar aún más? En ese caso, nos encantaría hablar con usted.

Me llamo Hans Joachim Holm y soy accionista y director general de Holm & Laue.

Los terneros son mi pasión. ¡Terneros sanos, desde su nacimiento hasta el destete!

Por esta razón, en Holm & Laue nos enfocamos en las necesidades individuales y naturales de cada ternero. ¿El resultado de nuestros esfuerzos? Sus terneros crecerán sanos y fuertes.

Me siento orgulloso cuando se nos nombra como expertos en terneros y líderes en tecnología. Por ello, le animamos a aprovechar nuestros conocimientos para optimizar el mantenimiento y la alimentación de los terneros en su granja. Nuestro objetivo es que pueda gestionar el rendimiento y la salud de sus animales con la ayuda de la tecnología más moderna. También queremos que pueda tomar decisiones comerciales basadas en datos e índices.

5 razones por las que debería elegirnos como socio:

¡Da valor a una asociación de colaboración!

Junto con usted, nosotros y nuestros socios de distribución elaboraremos la solución de alimentación o alojamiento personalizada perfecta para sus terneros. Si el asesoramiento individual y una asistencia técnica in situ competente son tan importantes para usted como nosotros, entonces somos su socio ideal.

¡Está buscando una solución personalizada que se adapte a sus necesidades!

Ya sea que quiera simplificar la alimentación con cubos y que un Taxi de Leche sería lo ideal para usted o ya sea que esté interesado en la alimentación automática con una amamantadora automática o en usar leche entera pasteurizada, juntos encontraremos la solución adecuada. ¡Se lo garantizamos!

¡Quiere un concepto global para la cría de sus terneros!

Además de la alimentación de terneros, también ofrecemos sistemas de alojamiento y soluciones de establos para terneros que se adaptan a sus necesidades. En un clima exterior saludable con espaciosas casetas de terneros, iglús y verandas, sus terneros se convertirán en novillos sanos. Y es que, además de la tecnología de alimentación, un sistema de alojamiento bien pensado asegura el éxito en el establo de terneros.

¡Quiere preparar su explotación para el futuro!

«Lo que se puede medir, también se puede controlar»

Nuestra tecnología es de uso intuitivo y le proporciona cifras clave importantes cómodamente a través de diferentes medios. Las herramientas de evaluación son la base para sus decisiones empresariales.

¡La calidad y la fiabilidad son importantes para usted!

¡Para nosotros también! Debería poder confiar en su tecnología de alimentación todos los días. Por ello, concedemos gran importancia a la calidad de nuestros productos. Gracias a su durabilidad y a la enorme mejora en los resultados de la cría de terneros, su inversión se amortizará rápidamente. Además, si se produce algún problema técnico, nuestros socios de servicio le proporcionarán una solución de inmediato. Puede confiar en ello.

Hitos en Holm & Laue

1991Fundación de la empresa y desarrollo de las amamantadoras automáticas HL 2000 y HL 25
1994Control de consumo en la amamantadora en función del peso
1996Amamantadora automática HL Joker
1998Iglú de amplio espacio para 15 terneros
2000La amamantadora automática H&L 100 es la primera que puede suministrar alimento a 4 estaciones.
2002Concepto de establo de clima exterior IgluSystem
2004IgluVeranda, el primer establo móvil para terneros
2005Presentación del Taxi de Leche
2006Se complementan las opciones del Taxi de Leche con la función de pasteurización.
2009Colaboración con Calf-Tel y desarrollo del Jardín de Terneros y de MultiMaxVeranda
2010Colaboración con ColoQuick y presentación del primer concepto integral de calostro
2011Desarrollo del cerco FlexyFence a la caseta Calf-Tel
2013Lanzamiento del primer programa de gestión basado en la web CalfGuide
2015Presentación de la Estación de Higiene para H&L 100
2016Taxi de Leche 4.0 con SmartMix y Smart-ID
2016TwinHutch: primera caseta de terneros para grupos reducidos, de 2-3 terneros
2018Colaboración con Calf-Star y presentación del DoubleJug
2019Lanzamiento de la innovadora amamantadora automática CalfExpert
2020Desarrollo de ConceptBarn
2021El sistema de pesaje WeightControl complementa la gama de productos
2021Sensor Brix-TS para determinar el contenido exacto de sustancia seca en CalfExpert

Desde veleros, jugadores de tenis de mesa y puertas de bodega demasiado pequeñas.

Los primeros años en Holm & Laue - por el Prof. Hans-Joachim Laue

Prof. Dr. Hans-Joachim Laue

La empresa fue fundada en 1991. En ese momento yo era profesor en la Universidad de Ciencias Aplicadas de Kiel. El estudiante Achim Holm me visitó en mi oficina en junio de 1991 y estaba buscando un tema para su tesis. Tenía la idea de que el crecimiento de los terneros podría ser una variable de control para la ingesta de leche. Luego, juntos consideramos cómo podría ser la solución técnica para una báscula que mediría el peso corporal de los terneros mientras bebían.

Debido a mi afición, la construcción de barcos, tenía un taller muy bien equipado en mi sótano. Ahí es donde construimos la primera amamantadora automática, o mejor dicho, la “retocamos”.

¡La máquina funcionaba sin electricidad! Contaba con tres tanques. Uno era leche, el otro era agua. Sobre estos dos contenedores colgaban dos cuerpos de desplazamiento. Un tercer tanque conducía directamente a la tetina de los terneros. Frente a la tetina estaba montada una placa de escalón con resorte, a la que los terneros subían mientras bebían. Cuando un ternero pisaba el plato, el cuerpo de desplazamiento sobre el primer tanque obligaba a la leche a entrar en el tercer tanque. Debido a la tecnología, solo se dispensaban pequeñas porciones, lo que limitaba el consumo de leche. Si un ternero con un peso corporal mayor pisaba el plato, también se bombeaba agua al tercer tanque además de leche, porque el segundo cuerpo de desplazamiento también presionaba el segundo “tanque de agua”. Esto les suministraba a los terneros más pesados una leche más líquida.

Durante el desarrollo, nos encontramos una y otra vez con problemas y callejones sin salida. Cuando no sabíamos qué hacer, jugábamos un partido de tenis de mesa en la habitación de al lado hasta que surgían nuevas ideas.

En mayo de 1992 la amamantadora automática se utilizó por primera vez para una tesis universitaria. En el trabajo, se comparaba un grupo ad libitum y un grupo de dilución. Los resultados fueron muy buenos, porque el consumo fue aproximadamente un 30 % menor, mientras que el crecimiento fue casi el mismo.

Sin embargo, luego tuvimos una experiencia clave crucial: Durante una visita al establo experimental, la estudiante informó que lamentaba no saber qué ternero estaba bebiendo y cuál no. Entonces nos quedó claro: habíamos logrado el objetivo de ahorro, ¡pero no manteníamos en absoluto control de los animales! En el camino de regreso de la fábrica al taller del sótano, ¡esta primera máquina había muerto para nosotros!

Así que volvimos al trabajo y diseñamos la siguiente máquina, añadiendo el reconocimiento de los terneros. Sin embargo, luego vino el siguiente revés: era tan grande y tan pesada que, aunque funcionaba, ¡no entraba por la puerta del sótano! Así que esta máquina prácticamente nunca se usó.

Para la próxima máquina, nos decantamos por la electrónica. Una cabina doble con leche en un contenedor de almacenamiento, con reconocimiento de animales y con medición de la cantidad de leche. Esta vez con un diseño más ligero hecho con cubiertas de plástico que copiamos de la construcción de barcos.

En otoño de 1992, Achim Holm pudo por fin escribir su propia tesis universitaria sobre el tema “Comportamiento y desarrollo de los terneros en una amamantadora automática asistida por computadora con registro del peso de los animales integrado”.

Achim Holm se enfrentó a una decisión importante en ese momento: ¿Debería aceptar una buena oferta de trabajo en una gran empresa después de graduarse o se atrevería a aventurarse conmigo en un autoempleo incierto? El 4 de mayo de 1992 fundamos oficialmente la empresa Holm & Laue.

Con la ayuda de un préstamo de mi familia en 1993 pudimos realizar las primeras obras de construcción de oficinas y talleres en la antigua granja lechera de la familia Holm, en el antiguo establo de terneros. También recibimos una gran cantidad de fondos del Ministerio de Economía, pero por supuesto no fue suficiente.

En ese momento ni siquiera pensábamos en vender nuestra máquina. Solo queríamos resolver el problema de usar una amamantadora automática para alimentar a los terneros en función de su peso.

La siguiente amamantadora automática consistía en una unidad mezcladora que contenía y mezclaba más de 100 kg de leche en polvo. En una cabina doble, dos terneros podían beber al mismo tiempo, lo que era una característica única en ese momento.

El 26 de febrero de 1994 inauguramos nuestras nuevas salas en Moorweg y en mayo de 1994 nos presentamos por primera vez en la feria NORLA. En ese momento, sorprendimos a los clientes potenciales porque no queríamos venderles nada, solo buscábamos empresas de prueba. Fue una época loca porque no todo iba bien a la primera. Tuvimos que hacer muchas mejoras, pero después de que se completaron las pruebas, 5 de las 6 empresas de prueba se quedaron y compraron las máquinas. Así que ese fue el inicio de las ventas de la joven empresa Holm & Laue.

Pronto contratamos los primeros empleados. Nuestra compañera, Ina Fey, que todavía está en la empresa hoy, comenzó a trabajar primero en el taller y, poco después, pasó a apoyarnos en la oficina. También nuestro antiguo compañero de ventas Volker Biss, quien, siendo aún estudiante, llevó las primeras amamantadoras automáticas a las empresas con el Mercedes de su padre y las instaló.

En 1995/96 desarrollamos H&L Joker, que podía suministrar hasta 4 estaciones para alimentación con dos tanques de mezcla. Este producto también hizo que pronto los distribuidores de maquinaria agrícola se fijaran en nosotros.

Desde entonces, hemos seguido desarrollándonos, hemos recibido mucho ánimo y apoyo, hemos superado varios reveses y hemos celebrado muchos éxitos. Hoy suministramos nuestros productos en todo el mundo. Gracias al apoyo de nuestros excelentes empleados y nuestros leales socios de ventas contribuimos a mejorar la cría de terneros en el mundo cada día. Esto es un orgullo para mí y, por supuesto, para todos mis compañeros en Holm & Laue.